Costa Oeste de EEUU

Itinerario de nuestro road trip por la Costa Oeste

By on

En un primer momento nos planteamos ir un poco a la aventura, es decir, ver qué ruta queríamos hacer, alquilar el coche e ir de ciudad en ciudad según nos apeteciese, reservando los hoteles en el momento. Cuando nos metimos a buscar hoteles por curiosidad unos 6 meses antes nos dimos cuenta de que el 85% del alojamiento ya estaba reservado y que no era factible hacerlo así. Si nos descuidábamos sólo quedarían hoteles cutres o muy caros, y no queríamos dar lugar a eso.

Como locos empezamos a buscar en Booking hoteles y a organizar nuestro itinerario definitivo. Al final distribuimos los días de la siguiente manera y la verdad es que fue genial así. Evidentemente nos hubiésemos quedado mucho más tiempo en cada uno de los lugares por donde pasamos, pero para los días que teníamos fue bastante acertado.

 

Itinerario

Día 0 y 1: Vuelo Madrid – Los Angeles

Centro Comercial The Grove

Cogimos el vuelo en el aeropuerto de Barajas, en Madrid. Tras muchas horas de avión aterrizamos en Los Angeles a las 18.05 pm. Lo primero que hicimos fue ir a recoger nuestro Ford Mustang descapotable, que habíamos reservado a través de Rentalcars con la compañía Alamo, como ya contamos en el post anterior.

Una vez en el coche había que acostumbrarse a la conducción, mientras que buscábamos nuestro hotel. Con nuestra App en marcha fuimos conduciendo por L.A. hasta encontrarlo. Después de instalarnos, ya era de noche, pero nos apetecía dar una vuelta por ahí y aprovechar para cenar. Vimos que no muy lejos del hotel estaba el Centro Comercial The Grove, así que fuimos allí y cenamos en The Cheesecake Factory, que a los seguidores de Big Bang Theory seguro que os suena.

 

Día 2: Los Angeles

Walt Disney Concert Hall

Madrugamos mucho en nuestro primer día puesto que estábamos ansiosos por recorrer la ciudad de las estrellas y teníamos jet lag, así que a las 06:00 nos levantamos para empezar a recorrer la ciudad. Vimos prácticamente toda la ciudad: el Walt Disney Concert Hall, el City Hall, el Paseo de la Fama, el Teatro Kodak, Rodeo Drive y Beverly Hills.

Paseo de la Fama

Nos llevamos una primera impresión muy buena. Mucha gente nos había dicho que de todo el viaje, L.A. sería lo que menos nos gustaría, y no estamos de acuerdo para nada, a nosotros nos encantó.

No te pierdas todo lo que puedes encontrar en la ciudad de L.A. haciendo clic AQUÍ.

 

Día 3: Universal Studios Hollywood

No todo va a ser visitar monumentos, nosotros siempre buscamos espacio para nosotros y para la diversión. Teníamos muchas ganas de visitar este parque. Es maravilloso pasear por él. No es sólo un parque de atracciones al uso, seguramente su mayor atractivos es ver cómo está ambientado. Las zonas de Springfield, de Hogwarts, de Jurasic Park y la imprescindible visita a los estudios de Universal te dejarán sin habla.

Podéis ver nuestro día completo en Universal Studios haciendo clic AQUÍ.

Día 4: Santa Monica y Venice Beach – Los Angeles

Vista de la ciudad desde el cartel de Hollywood

Nos apetecía muchísimo pasar un día en la playa, esa playa que habíamos visto tantas veces en películas y series como Los Vigilantes de la playa. Comenzamos el día subiendo a las famosas letras del cartel de Hollywood (donde no habíamos podido llegar el día anterior) y después nos fuimos a Santa Monica y Venice Beach. Pasear por los canales de Venice Beach y recorrer la playa infinita de Santa Monica hasta llegar al muelle es una de las mejores cosas que hacer en LA.

Playa de Santa Monica

Si quieres ver nuestro recorrido por las playas de Los Angeles haz clic AQUÍ.

 

A la vuelta a la ciudad, subimos al Griffith Observatory, desde donde obtuvimos unas vistas increíbles del skyline de la ciudad al anochecer.

Vistas de Los Angeles desde el Observatorio Griffith

 

Día 5: Warner Bros. Studios (L.A.) – Santa Barbara – Morro Bay

Set de «Friends» en Warner Bros. Studios

Antes de abandonar L.A. para seguir nuestra ruta, reservamos un tour por los estudios de la W.B. ¿Lo mejor? Tomar café en el Central Perk, sin duda.

Después de esto, tomamos rumbo a nuestro siguiente destino, Morro Bay, haciendo varias paradas por el camino: Malibu, Santa Barbara y Solvang, un pueblecito danés con muchísimo encanto.

Santa Barbara City Hall

 

Día 6: Morro Bay – Monterey

Morro Rock, Morro Bay

Amaneció una mañana con mucha niebla, nos dirigimos a ver la roca de Morro Bay, que al principio apenas se veía. Conforme se fue despejando hizo que quedara una imagen preciosa del lugar. Después continuamos hacia el norte por la costa de California, pasando por Hearst Castle, la playa de San Simeon y Big Sur, hasta llegar a Monterey.

Bixby Creek Bridge, en Big Sur

Para nosotros este trayecto en coche fue uno de los más bonitos de la ruta, a pesar de que la autopista CA-1, que va por la costa, estaba cerrada al tráfico por obras y tuvimos que circular más al interior e ir cogiendo carreteras secundarias para acercarnos a los puntos que más nos apetecía visitar.

 

Día 7: Monterey – Carmel By The Sea – San Jose – San Francisco

Avistamiento de ballenas en Monterey

En Monterey habíamos contratado una excursión para ver ballenas, que duró prácticamente toda la mañana. Fue increíble la verdad, ver tantas a tan poca distancia resulta impactante.

Después de dejar Monterey tomamos rumbo hacia San Francisco, haciendo parada el Carmel By The Sea, un pueblecito muy pintoresco donde estuvimos paseando por sus cuidadas calles y entre bonitas casas. Como curiosidad en este pueblo tienen casa de vacaciones numerosos famosos de Hollywood, y Clint Easwood llegó a ser su alcalde.

De camino a San Francisco pasamos por San Jose y Silicon Valley para ver la zona donde están ubicadas empresas como Facebook y Google, recorriendo sus instalaciones en las bicis gratuitas para personal.

Google, Silicon Valley

 

Día 8: San Francisco

Palace of Fine Arts

El primer día en esta gran ciudad teníamos claro que el protagonista sería el Golden Gate. Así que pasamos la mayor parte del día en los alrededores de la bahía.

Empezamos subiendo hasta Grand View Park, donde hay unas impresionantes vistas de la ciudad a las que se llega subiendo unas preciosas escaleras. Desde allí nos dirigimos al Golden Gate Park, dentro del cual se encuentra el Tea Garden, un jardín japonés de visita casi obligada. Y desde allí hasta el Palacio de las Artes.

Golden Gate Bridge

Para ver el Golden Gate Bridge buscamos distintos lugares y así verlo desde varias perspectivas, y por supuesto lo cruzamos. Al otro lado del puente estuvimos en el mirador y llegamos hasta la playa de Kirby Cobe. Atardeció mientras seguíamos por la zona de Sausalito (ya al otro lado del puente) y ya de noche volvimos a cruzar el puente para volver.

 

Día 9: San Francisco

Cárcel de Alcatraz

Empezamos el día viendo el distrito financiero, y descendiendo Lombard Street, la calle con más pendiente del mundo. A continuación nos dirigimos al Pier 39 y vimos sus famosos leones marinos y en el puerto tomamos el barco hacia Alcatraz con la visita que habíamos reservado. La visita a esta famosa cárcel es de lo más interesante y eso que al principio dudábamos si ir o no.

La tarde la dedicamos a ver los barrios más importantes: Castro (el barrio gay más famoso), Ashbury (y sus casitas victorianas) y Chinatown.

Mission

 

Día 10: San Francisco – Yosemite

Tranvías de San Francisco

En nuestra última mañana en San Francisco aprovechamos para ver todo lo que teníamos pendiente: el Civic Center, los famosos tranvías de la ciudad, la Catedral y las Painted Ladies, donde aprovechamos para hacer un picnic frente a ellas en nuestras últimas horas antes de dejar la ciudad.

Painted Ladies, junto al Alamo Square Park

Tras esto tomamos rumbo a uno de los Parques Nacionales más bonitos de EEUU: Yosemite.

 

Día 11: Yosemite – Bishop

Sentinel Beach, Yosemite

Dormir dentro de Yosemite hizo que nos situásemos a muy buena hora dentro del parque. Primero recorrimos el Valle: fuimos a la zona de las cascadas, pasando por la playa Sentinel desde donde se veía El Capitán. En Yosmite hay infinidad de rutas de trekking y senderismo, pero como sólo teníamos un día para verlo no hicimos ninguna. Nos movíamos en coche de una zona a otra, donde nos bajábamos para verlas, pasear, y luego seguir con la visita.

Después de estar toda la mañana disfrutando de la Naturaleza y el buen tiempo, mientras seguíamos nuestro camino en coche el tiempo cambió por completo, la temperatura disminuyó muchísimo en pocos minutos y cayó una enorme granizada que hizo que tuviésemos que salir de la carretera y parar en un arcén, al igual que iban haciendo los demás coches. Hasta vino un un guardia forestal para ver cómo estábamos y si necesitábamos algo.

Por el Tioga Road fuimos hasta la parte norte del parque, la de los lagos, que es una maravilla. Cuando llegamos al lago Tenaya no había gente y pudimos disfrutar muchísimo de su tranquilidad y de sus bellas vistas.

Tenaya Lake

Ya fuera del parque, nos acercamos hasta el Mono Lake, donde terminó de anochecer y continuamos con el camino hasta Bishop, donde teníamos reservado el hotel. Por la carretera tuvimos que parar para que cruzara una familia de ciervos, pues era época de migraciones o algo, y hasta los carteles luminosos de las autopistas recordaban que los animales tenían preferencia y que la ley te obligaba a parar.

 

Día 12: Bishop – Valle de la Muerte – Las Vegas

Badwater

Nos esperaban muchas horas de coche hasta Las Vegas. Este día sería duro, y cruzaríamos el Valle de la Muerte, haciendo una parada corta en Badwater, el lugar donde se han alcanzado las temperaturas más altas de todo el planeta.

Es curioso cómo va cambiando el paisaje conforme avanzas y te adentras en Death Valley, de los montes verdes que habíamos dejado por la mañana, a terrenos de rocas, dunas y grandes valles en los que no había absolutamente nada.

A pesar de que íbamos preparados para pasar muchísimo calor, y en todas partes leíamos que era peligroso salir bastante rato del coche, al final no fue para tanto, alcanzamos los 46 grados, pero teniendo en cuenta que vivimos en Murcia las temperaturas no distaban demasiado a las que estamos acostumbrados a pasar nosotros en verano.

Por esta zona hay animales salvajes, y lo que más nos gustó fue ver un coyote por allí rondando alrededor de la carretera que se acercaba al coche, aunque nos pareció más parecido a un perro que al famoso Coyote de los dibujos de la Warner.

Una vez en Las Vegas, aunque estábamos cansados de la cantidad de horas de coche que llevábamos, no descansamos ni un segundo y nos fuimos a la piscina del hotel a disfrutar de su Happy Hour, y más tarde subimos al mirador de nuestro hotel, el Stratosphere, para ver la famosa ciudad del pecado desde las alturas.

Vistas desde la torre del Hotel Stratosphere

 

Día 13: Las Vegas

Las Vegas

No nos podíamos perder el famoso cartel de «Welcome to fabulous Las Vegas». Por la mañana hicimos un recorrido por los hoteles más importantes del Strip: Luxor, Excalibur, New York- New York y Paris. Llegamos a nuestro hotel para el segundo día, el espectacular Caesar Palace donde estuvimos disfrutando de nuestra habitación, de las inmensas piscinas y de su Casino, porque habíamos venido a jugar, jeje. También visitamos el Bellagio y el espectáculo de las fuentes.

Fuentes del Bellagio

 

Día 14: Las Vegas – Page

Caesar Palace Hotel & Casino

Pasamos la mañana en las piscinas del Caesar, pues teníamos que aprovechar el tiempo que nos quedaba antes del check out, tras lo que hicimos una parada rápida en el casino, pero lo dejamos antes de perder todo lo ganado la noche anterior. Antes de abandonar Las Vegas vimos los hoteles del Strip que nos faltaban y que queríamos visitar: The Venetian y Flamingo.

Después pusimos rumbo a Page, pero al poco de salir de Las Vegas pinchamos una rueda y nos quedamos tirados en medio de la nada. La rueda de repuesto del Mustang sólo vale para recorrer 60 millas, así que llamamos a la agencia de alquiler, y aunque sólo teníamos contratado el seguro básico que incluyen todos los alquileres nos indicaron que la podíamos cambiar en algún taller, pagarla y luego nos devolverían el importe de la factura, o ir a uno de los puntos de alquiler si estábamos cerca. Así que volvimos a entrar en la ciudad de Las Vegas, donde fuimos al aeropuerto a dejar el coche y recoger uno nuevo, esta vez de color blanco.

Con este incidente perdimos mucho tiempo, así que llegamos a Page ya bastante tarde y no pudimos recorrer la zona ni acercarnos al lago como teníamos previsto.

 

Día 15: Page – Antelope Canyon – Monument Valley – Gran Cañón

Antelope Canyon

Para estar en el Antelope Canyon a las 12, que es la hora en la que un rayo de luz lo atraviesa y hace de éste un lugar aún más mágico, hicimos noche en Page, lo más cerca posible. La visita empezaba a las 10:15 por lo que del hotel fuimos directamente allí.

Al acabar la visita, una vez que la camioneta nos dejó en el aparcamiento de nuevo y pudimos coger nuestro coche seguimos nuestra ruta hacia el este. Éste era un día de cañones y aún nos quedaba bastante por ver y recorrer. Nuestra siguiente parada fue el Horseshoe Bend, un impresionante recodo del río Colorado, donde aprovechamos para estirar las piernas y hacer un montón de fotos.

Continuamos durante bastantes kilómetros hasta llegar a Monument Valley, que se encuentra entre los estados de Utah y Arizona, y cuyas montañas habréis visto en infinidad de anuncios y películas del oeste. El lugar parece bastante irreal, es como estar en un decorado de cine. Recorrerlo y dar vueltas por allí con el coche es como protagonizar tu propia aventura, y casi esperas ver llegar un gran número de indios o de vaqueros en cualquier lugar.

Monument Valley

Por lo ajustado de nuestro tiempo no pudimos quedarnos en esta zona a dormir, así que en cuanto empezó a anochecer pusimos rumbo de nuevo hacia el oeste, al Parque Nacional del Gran Cañón, que visitaríamos a la mañana siguiente, y para lo que habíamos reservado un hotel que se encontraba ya dentro del parque y así poder aprovechar mejor ese día.

 

Día 16: Gran Cañón – Ruta 66 – Barstow

Gran Cañón

Esta mañana la dedicamos a ver el Gran Cañón del Colorado. Habíamos pensado hacer una excursión en helicóptero pero al final no la hicimos pues se salía del presupuesto. Estuvimos por los miradores que hay en el parque y fue más que suficiente.

Después de la visita al Gran Cañón nos adentramos en un tramo de la ruta 66 original, pasando por varios pueblos típicos: Williams, Seligman, Kingman y Oatman, que nos encantaron, hasta llegar a Barstow, donde hicimos noche.

Ruta 66

La ruta ya está en desuso así que los únicos coches que nos encontrábamos prácticamente eran de otros viajeros con ganas de participar de la mítica ruta 66.

 

Día 17: Barstow – Los Angeles – Disneyland

Nuestro viaje empezaba y terminaba en Los Angeles, así que ya tocaba vuelta a L.A. por la carretera original de la ruta 66. En L.A. visitamos el parque Disneyland California, el primer parque que Walt Disney inauguró. Al organizar el viaje teníamos claro que queríamos visitar tanto este parque como el de Universal Studios, así que visitamos el otro en nuestros primeros días en Los Angeles y dejamos éste para el final de la ruta. Aunque había mucha gente, pasamos un buen día.

Disneyland California

Puedes ver nuestro día completo en Disneyland haciendo clic AQUÍ.

Día 18 y 19: Santa Monica – Vuelo Los Angeles – Madrid

Playa de Santa Monica

Para nuestro último día del viaje decidimos quedarnos en Santa Monica, recorriendo sus playas y descansando sin hacer absolutamente nada, lo cual fue un broche final inmejorable.

Y con toda la pena del mundo cogimos el avión de vuelta a España, después de haber vivido sin duda uno de los viajes más importantes de nuestras vidas.

TAGS

LEAVE A COMMENT

DIARIO DE DOS MALETAS
ESPAÑA

¡Bienvenidos a nuestro blog! Somos Andrea y Peter, una pareja de viajeros murcianos. Hace unos años empezamos a viajar, y cuanto más viajamos, más ganas tenemos de seguir descubriendo nuevos destinos. Así que aquí estamos, aterrizando de un viaje y pensando en el siguiente. Nos encanta viajar, la fotografía, la gastronomía, vivir aventuras y perdernos en sitios desconocidos, cuanto más lejos, casi que mejor... Y desde hace un tiempo pensamos en compartir todas esas aventuras con vosotros.