Singapur

Singapur

By on

Este pequeño país (ciudad-Estado), el de menor tamaño del Sudeste Asiático, nos conquistó desde el primer momento.

A día de hoy se ha convertido en un país muy globalizado siendo uno de los más modernos y desarrollados, con una de las mayores renta per cápita del mundo (el tercero).

Poco que ver con el resto de países del Sudeste Asiático, es el más cosmopolita, moderno, y avanzado a nivel tecnológico y os sorprenderán sus rascacielos, cómo se fusiona lo tradicional con lo nuevo y la cantidad de cosas que podéis ver y hacer.

Nosotros lo tomamos como una ciudad de paso, aprovechando que viajábamos a Vietnam hicimos escala en Singapur y nos quedamos un par de días. Sin duda recomendamos la visita, nos sorprendió gratamente y seguramente volveremos.

A continuación os dejamos todo lo que no os podéis perder.

Qué ver en Singapur

Marina Bay

 

Hotel Marina Bay Sands

Este hotel es uno de los más conocidos en todo el mundo. Formado por tres torres con más de 2560 habitaciones, un casino, un centro comercial, un centro de convenciones, un museo de Arte y Ciencia y lo más famoso, su enorme piscina infinity situada en la parte más alta del edificio a unos 200 metros de altura y una longitud de 150 metros.

Merece la pena alojarse en él, ya que será la única manera de poder disfrutar de su enorme piscina infinity. Para nosotros es la piscina más chula que hemos visto y seguramente veremos nunca. Nos quedamos una noche y aunque el precio es elevado, nos mereció muchísimo la pena. Las vistas de toda la bahía desde ahí arriba son excepcionales. La piscina es exclusiva para los clientes del hotel, se accede gracias a la tarjeta de la habitación, introduciéndola en una máquina que hará que se abra la barra (hay que entrar con una tarjeta por persona). Sin embargo para aquellos que no son clientes del hotel existe la posibilidad de ver las vistas, ya que se puede entrar al bar.

Las habitaciones tienen vistas a la bahía y son de aspecto moderno acorde a un hotel de esta categoría.

 

SkyPark

Como ya hemos dicho, en el hotel Marina Bay Sands el baño está reservado para los huéspedes, pero si no lo sois, podéis subir al SkyPark en el piso 57, un observatorio con mirador ubicado en la misma planta que la piscina y disfrutar de las vistas 360º del skyline de Singapur.

Horario: de lunes a jueves de 9.30 a 22h / de viernes a domingo de 9.30 a 23 h

Precio: 23$ de Singapur

 

Gardens by the Bay

Estos originales jardines no pueden faltar en vuestra visita a la ciudad, para muchos catalogados como de los jardines más bonitos del mundo. Se encuentran situados justo detrás del hotel Marina Bay Sands y sus atractivos principales son los SuperTrees Grove y dos invernaderos gigantes (Cloud Forest y Flower Dome).

 

SuperTrees Grove

En ellos encontraréis uno de los mayores atractivos de la ciudad, los SuperTrees Grove, unos árboles artificiales con jardines verticales, de entre 25 y 50 metros de altura, con más de 200 especies,  supermodernos, futuristas y sostenibles (gracias a las células fotovoltaicas que acumulan luz durante el día para poder iluminarlos durante la noche), que ocupan la parte trasera del hotel.

Horario: todos los días de 5:00 a 2:00 h

Precio: gratis

Si queréis subir y caminar por las pasarelas que comunican unos y otros, la OCBC Skyway tendréis que pagar una entrada.

Horario: todos los días de 9.00 – 21.00 h

Precio: 8$ de Singapur

Por la noche son aún más bonitos si cabe ya que se encuentran iluminados y se celebra cada día un espectáculo de luces y música entre las 19.45 y las 20.45, dónde los veréis en todo su esplendor. Acudir con tiempo ya que se llena de gente.

 

Cloud Forest

En este invernadero podréis ver una montaña de vegetación y cascadas que podréis atravesar por unas pasarelas a la vez que vais ascendiendo y observando todo tipo de plantas. A nosotros es el que más nos gustó, parece que estás en cualquier película perdido en un mundo de fantasía.

 

Flower Dome

Otro invernadero que merece la pena visitar. Es el invernadero de vidrio más grande del mundo y figura en los récords mundiales Guinness 2015. Encontraréis una exhibición de flores y plantas divididos por diferentes regiones mediterráneas y semiáridas.

Conviene comprar la entrada combinada para ambos invernaderos, ahorraréis un 15%.

Horario: todos los días de 9:00 a 21:00h

Precio: combinada 28$ de Singapur

 

Museo de arte y ciencia

Este museo se encuentra en uno de los edificios más originales de Marina Bay, y en su interior podéis ver distintas exposiciones sobre Ciencias y curiosas salas con instalaciones artísticas. Nosotros no entramos porque no teníamos demasiado tiempo, pero si vais más días podéis pasar un rato agradable.

 

Singapore Flyer

Esta noria, de aspecto muy parecido al London Eye (en Londres), cuenta con 165 metros de altura, desde donde podéis obtener grandes vistas de la ciudad. Fue la noria más alta del mundo hasta 2014. Cuenta con 28 compartimentos en los que caben unas 28 personas en cada uno.

Horario: Todos los días de 8:30 a 22:30 horas.

Precio: 33$ de Singapur

 

Puente Helix

Este puente peatonal se ha convertido en uno de los iconos de Marina Bay y de la ciudad. La estructura de acero está formada por dos hélices que rodean el propio puente y que recuerdan la estructura del ADN.

En el puente hay varios miradores, en los que asomaros y disfrutar de las vistas de Marina Bay, sobretodo al anochecer, cuando el puente se ilumina con miles de luces LED.

 

Parque del Merlion

Se encuentra justo en frente del hotel Marina Bay Sands, a los pies de todo el conjunto de rascacielos de edificios financieros y junto al mar. Desde este lado de la Bahía obtendréis magníficas fotos del hotel.

Lo más destacado es la estatua de Merlion, mitad pez, mitad león, que escupe agua a la bahía. La cabeza de león representa el león que descubrió el príncipe Sang Nila Utama cuando re-descubrió Singapur y la cola de pez el pasado marítimo de la ciudad. Podemos decir que se ha convertido en la imagen más reconocida de la ciudad y la veréis por todas partes.

 

Chinatown

Como ocurre en la mayoría de las grandes ciudades, el Barrio Chino es uno de los lugares más ajetreados y bulliciosos de Singapur. Podréis llegar hasta allí para comer, hacer compras o simplemente para pasear por sus calles, con bonitas fachadas coloniales sobre multitud de comercios chinos con puestos de mercadillo, y todo adornado con pagodas y farolillos.

La parada del metro os dejará en el centro del barrio, junto a Pagoda Street, una de las principales calles comerciales, que está cubierta.

Los templos más importantes que podéis ver en Buddha Tooth Relic Temple, Thian Hock Keng y el templo hindú Sri Mariamman.

En este barrio podéis comer en Hong Kong Soya Sauce Chicken Rice & Noodle, el sitio con estrella Michelín más barato del mundo. Aunque en un principio era un puesto callejero ahora es un restaurante tipo fast food.

 

Little India

Hoy en día este barrio sigue siendo el centro de la comunidad india en Singapur, y esto de observa en las coloridas fachadas y tiendas. Lo mejor que hacer por aquí es pasear por sus calles, entrar a algún centro comercial Como el Little India Arcade y llegar hasta la Casa de Tan Teng Niah, un colorido edificio de origen chino que habréis visto infinidad de veces en Instagram.

Además de esto no dejéis de visitar los templos Sri Veeramakaliamman y Sri Srinivasa Perumal.

 

Barrio Árabe

Hoy día este barrio de origen malayo aún alberga una pequeña comunidad de origen árabe que se concentra en las calles contiguas a la Mezquita del Sultán, siendo ésta última la mezquita más importante de Singapur.

No os perdáis Arab Street, donde se concentran la mayoría de tiendas árabes de saris, telas y alfombras y restaurantes de todo el barrio.

 

TAGS

LEAVE A COMMENT

DIARIO DE DOS MALETAS
ESPAÑA

¡Bienvenidos a nuestro blog! Somos Andrea y Peter, una pareja de viajeros murcianos. Hace unos años empezamos a viajar, y cuanto más viajamos, más ganas tenemos de seguir descubriendo nuevos destinos. Así que aquí estamos, aterrizando de un viaje y pensando en el siguiente. Nos encanta viajar, la fotografía, la gastronomía, vivir aventuras y perdernos en sitios desconocidos, cuanto más lejos, casi que mejor... Y desde hace un tiempo pensamos en compartir todas esas aventuras con vosotros.