Vietnam

Bahía de Halong

By on

Si visitáis Vietnam seguramente uno de los motivos sea navegar por la Bahía de Halong, una de las Maravillas Naturales del Mundo, o por lo menos en nuestro caso sí fue así. Teníamos claro que debíamos reservar un par de días para hacer un crucero por este lugar tan espectacular. Sin embargo hacer el crucero no es la única opción. Mucha gente va a Cat Ba y desde allí se acerca a pasar el día, pero nosotros esa opción no la contemplamos en ningún momento puesto que sabíamos que queríamos hacer noche y amanecer entre esas maravillosas formaciones rocosas que plagan la Bahía.

 

Una vez que uno se pone a informarse sobre cómo visitarlo es donde surgen las dudas: ¿Me alojo en Cat Ba y voy de excursión o realizo un crucero?, ¿Cuántos días necesito, será suficiente con una noche o necesito dos?, ¿Realizo un crucero?, ¿Con qué compañía lo hago?.

En este post vamos a intentar dar respuesta a todas esas preguntas que seguro os rondan por la cabeza.

Alojarse en Cat Ba vs Realizar un crucero

La opción de alojarnos en Cat Ba e ir de excursión, como hace mucha gente, si bien es muuuuuuuuuucho más barato la descartamos rápidamente, pues pensamos que llegar y subirse a un ferry con un montón de personas sólo unas horas desmerece todo el encanto del lugar y no queríamos vivir esta experiencia deprisa y corriendo.

Optamos por elegir la opción del crucero como ya os hemos comentado antes. Es una experiencia mucho más intensa en la que aprovecharéis todo lo que el lugar ofrece, así como realizar un montón de actividades que ponen a vuestra disposición en un paraje sin igual.

Una noche vs Más de una noche

Cuando nos pusimos a indagar sobre qué actividades se pueden hacer allí, vimos que en casi todos los cruceros destacaban las mismas y si nos organizábamos bien era factible hacerlo alojándonos una noche. Y así lo hicimos. Nos hubiese gustado quedarnos más tiempo pero no lo teníamos. Hubiésemos tenido que sacrificar otros lugares y vimos que en un día se podían hacer bastantes actividades, por no decir todas. Un día más hubiese supuesto renunciar a visitar otras ciudades así como estar en la Bahía haciendo más de lo mismo. Por el tema del presupuesto también, ya que el barco que elegimos estaba muy muy bien en cuanto a las habitaciones y las instalaciones, y pagar dos noches se iba de las manos.

Qué compañía elegir

Este tema ya es más subjetivo. Como siempre depende de lo que uno se quiera gastar. Cuando nos pusimos a buscar barco vimos que lo que son las actividades son las mismas en la mayoría de ellos, si bien las habitaciones, instalaciones, comida y servicios distan mucho unos de otros. Lo hubiésemos pasado igual de bien en cualquier otro crucero pero nos encantó el Orchid Ha Long Cruise y como cuando viajamos siempre hay algún lugar en el que nos damos un capricho, en Vietnam decidimos que qué mejor lugar para darse un lujo que la Bahía de Halong. Pinchad AQUÍ si queréis ver donde nos alojamos, pues ya lo contamos en el post de nuestros hoteles en Vietnam.

Para evitar follones contratamos con ellos que nos recogiesen en nuestro hotel de Hanoi y que nos llevasen a la vuelta al aeropuerto.

 

Nuestra experiencia en la Bahía de Halong

 

Día 1

Nosotros fuimos desde Hanoi, donde a las 9 de la mañana nos recogieron en un vehículo bastante lujoso que incluso tenía wifi. El traslado duró aproximadamente unas 2 horas. A las 12 estábamos en el puerto. Tuvimos que esperar en una zona con mesas y asientos a que nos asignaran el crucero, ya que hay muchos barcos iguales y van agrupando y dividiendo a la gente. En el nuestro casi todos éramos españoles. Cuando llegó nuestro turno nos subimos a un ferry que nos llevó al barco que estaba en la Bahía.

Una vez subimos al crucero nos recibió toda la tripulación con un cóctel de bienvenida. Después nos dejaron un rato libre para ir a las habitaciones, dejar las maletas, cambiarnos de ropa y descansar antes de comenzar la primera actividad. En la habitación nos dejaron agua embotellada y fruta fresca.

La primera actividad fue la visita al Parque Nacional Cat Ba en una isla, donde nos adentramos en la cueva de Trung Trang. Vernos rodeados de tanta naturaleza fue increíble.

Cat Ba significa «isla de mujeres», que son las que normalmente están en la isla, pues los hombres generalmente se dedican a la pesca y lo hacen bastante lejos, pues para pescar allí hay que pagar elevados impuestos. El parque nacional es el más grande de todo el país, y en él hay entre 80.000 y 90.000 monos e incluso tigres viviendo en libertad.

A nuestro regreso al barco pudimos disfrutar de un baño en la Bahía. Cabe destacar que la mayoría de la gente no se quiso bañar, pero nosotros no quisimos perder la oportunidad de probar esas aguas, eso sí, las hemos visto más limpias.

Después tocaba prepararse para la cena. Antes de comenzar, subimos a la cubierta donde tomamos un par de cervezas e hicimos un pequeño curso de cocina vietnamita, que consistió en aprender a cocinar los típicos rollitos. Primero el chef hizo una demostración y a continuación cada uno preparó el suyo propio.

El momento de la cena fue realmente especial, nos prepararon un menú de varios platos, todos individuales digno de cualquier restaurante de renombre. Disfrutamos de la cena y posteriormente tuvimos la oportunidad de salir a pescar calamares, aunque no pescamos ninguno debido a que el agua estaba demasiado fría puesto que el día había estado nublado, nos entretuvimos un rato con la gente charlando.

 

Día 2

Nos pusimos el despertador bastante temprano, queríamos disfrutar del amanecer en la Bahía. Sabíamos que el cielo iba a estar cubierto y no sería muy espectacular, pero aún así nos levantamos y nos fuimos a verlo.

Poco después, alrededor de las 7, empezaba la primera actividad de la mañana: Tai Chi en la cubierta.

Después de eso fuimos a tomar el desayuno, que consistía en un montón de platos, asiáticos y occidentales, servido en bandejas a modo de buffet libre.

A continuación comenzó la actividad que más nos divirtió, Kayak. Cogimos el nuestro y recorrimos el agua de un lado a otro, adentrándonos incluso en unas cuevas. Fue muy guay, aunque se nos fue el tiempo de las manos y nos quedamos prácticamente los últimos, así que nos tocó volver corriendo para que no nos echaran la bronca.

 

 

Después de eso, recogimos nuestras cosas y abandonamos el barco para dirigirnos al aeropuerto de Hanoi para ir al siguiente destino.

 

 

TAGS

LEAVE A COMMENT

DIARIO DE DOS MALETAS
ESPAÑA

¡Bienvenidos a nuestro blog! Somos Andrea y Peter, una pareja de viajeros murcianos. Hace unos años empezamos a viajar, y cuanto más viajamos, más ganas tenemos de seguir descubriendo nuevos destinos. Así que aquí estamos, aterrizando de un viaje y pensando en el siguiente. Nos encanta viajar, la fotografía, la gastronomía, vivir aventuras y perdernos en sitios desconocidos, cuanto más lejos, casi que mejor... Y desde hace un tiempo pensamos en compartir todas esas aventuras con vosotros.